viernes, 11 de enero de 2008

Tres C's en Casablanca en 1.942

( Dedicat al C's DANIEL PERALES de Sant Vicenç dels Horts, que ha estat amenaçat pels NAZIS que tenim avui en dia a casa nostra i que el govern de Montilla tolera i subvenciona)




Estamos en la trastienda del Ricki´s Café. Victor Lazlo negocia con Rick el conseguir dos visados para salir de Casablanca, para que él pueda incorporarse a la dirección de la Resistencia contra el nazismo que tiene ocupada buena parte de Europa y que en el caso de Francia cuenta con la complicidad de Gobierno títere de Petain en medio de la indiferencia, la pasividad, el miedo o la complicidad de buena parte de la población francesa.

En la sala del bar, la esposa de Victor Lazlo, Ilsa, espera...Victor no sabe que Ilsa fue amante de Ricki en el París inmediatamente anterior a la ocupación nazi. Tampoco sabe que Ilsa continua profundamente enamorada de Ricki, y que éste está enormemente trastornado por la pasión que sigue sintiendo por ella.

Victor Lazlo, un burgués demócrata, liberal y dirigente de la Resistencia contra el nazismo, había sido detenido por los nazis, terriblemente torturado ( aunque nunca consiguieron sacar de él información relevante alguna), encarcelado, pero que había logrado huir gracias a la ayuda de la Resistencia. En Casblanca está de incógnito. Victor es un luchador por la libertad en Europa. Un C's como la copa de un pino.

Ricki, e dueño del local, es un tipo misterioso, escéptico y discreto. Cuentan de él, aunque no se sabe con seguridad, que fue combatiente en las Brigaddas Internacionales en la Guerra Civil española, pero que acabó desertando totalmente desencantado porque su sensibilidad de demócrata norteamericano no pudo soportar la degeneración estalinista y el poder creciente de los burócratas a las órdenes de los esbirros de la KGB. Se largó de España en 1.938 y se fué a vivir a París donde vivió la más hermosa y tórrida historia de amor con Ilsa, hasta que los alemanes invadieron París, y el destino los separó. Rick tiene un deplorable concepto de la naturaleza humana y el alcohol, el dinero y las putas le ayudaban a aguantar el tipo.

En el tugurio de Ricki, los ocupante alemanes son clientes habituales. Esta noche van pasados de cerveza y, probablemente de cocaína y anfetaminas. Se sienten los amos del mundo, de hecho casi lo son en aquel momento de la historia. Como si fuesen unos borrokalaris en un bar de Andoain, o unos fans de Xirinach en un esplai de Vic, se pone a cantar una canción a coro exaltando las bondades de la raza ária ( o vasca o catalana) y la superioridad innata sobre los judios, los maricones , los gitanos o sobre los no arios en general ( o sobre "los españoles").

Eso resulta ser demasiado para el C's Victor: baja la escalera con furia, se dirige a la banda y les conmina a atacar la Marsellesa. El director de la banda dirije la mirada al jefe Ricki...

Ricki, que en el fondo sigue siendo un tipo legal y aún a saiendas que corre el riesgo de perder la licencia del local, da permiso a la banda para atacar el himo de la libertad.

El variopinto público del local formado por putas, traficantes, estraperlistas, refugiados políticos, judios, burgueses atemorizdos..., saltan como un resorte de sus asientos, y en pié y a voz en grito empiezan a entonar el himno que en aquel momento expresa el ansia de libertad de Europa y consiguen acallar los berridos de los nazis, los berridos de los borrokalaris, los berridos de los amigos de Xirinach...

A una puta le brotan las lágrimas y grita: "Vive la France!", que en aquel momento histórico significa: ¡VIVA LA LIBERTAD! VISCA LA LLIBERTAT! GORA ASKATASUNA!

La historia y la ficción literaria o cinematográfica en este caso nos dice que la lucha por la Libertad, por la Democracia es un combate que no tiene pausa...

Los liberticidas están siempre al acecho...LOS CIUDADANOS TENEMOS QUE ESTAR TAMBIÉN SIEMPRE AL ACECHO.


Play it again, Sam...siempre nos quedará París:

2 comentarios:

Libertad dijo...

Gracias, voltaire, por este artículo tan emocionante (se me han puesto los pelillos de punta)

Contra la barbarie nacionalista, coraje ciudadano!!

Daniel Perales dijo...

Gracias compañero por la dedicatoria, pone la piel de gallina. Una pena ver cmo esta misma tarde Antonio Robles nos mostraba como los nacionalistas utilizaban este pasaje de la película poniendo a los nazis cantando el himno del Madrid y a los demás cantando el del Barça. Hasta de cosas tan bonitas son capaces de sacar punta a su raca-raca continuo.
Salu2