jueves, 24 de enero de 2008

Sayed Perwiz Kambajsh , un C's de AFGANISTAN


Condenado a muerte por blasfemo un periodista afgano

Sayed Perwiz Kambajsh fue juzgado sin abogado defensor



La justicia afgana condenó el martes a la pena de muerte por blasfemia a un periodista que trabajaba en el diario local Jahan-e Now (Nuevo Mundo), según informó ayer el presidente del tribunal de la ciudad de Balkh, Shamsur Rahman, quien añadió que le había sido aplicada la ley islámica. Sayed Perwiz Kambajsh, de 23 años, fue detenido hace tres meses por las autoridades provinciales. Podrá recurrir la sentencia ante tres tribunales de apelación, según dijo Rahman, lo que la familia del condenado ya ha confirmado que hará.

La detención de Kambajsh se produjo después de las quejas recibidas por parte de varios de sus compañeros de universidad por presuntas burlas al islam y al Corán y por publicar un artículo en el que afirmaba que el profeta Mahoma ignoró los derechos de las mujeres.

La situación de Kambajsh ha sido denunciada por organizaciones de periodistas, que intentan presionar al Ejecutivo afgano para que le libere. "El Comité para la Protección de Periodistas está preocupado por el fracaso de su Gobierno para aprobar las propuestas reformas de medios de comunicación en un momento en el que la prensa afgana está siendo restringida", señaló la organización, mientras el presidente de la asociación afgana de periodistas independientes, Rahimullah Samandar, indicaba: "Hemos apelado a la comunidad internacional, en particular a las organizaciones de defensa de los periodistas y de la libertad de expresión, para que nos ayude a encontrar un abogado para defender a Kambajsh, porque nadie quiere hacerlo". Según él, las autoridades "están presionando a los periodistas afganos para que no escriban sobre el asunto".

El fiscal adjunto de Balkh, Hafizullah Jaligyar, amenazó el pasado lunes con detener a todos los periodistas que apoyen al condenado, afirmando que el joven había "confesado" sus crímenes.

En opinión de Sayed Yaqub Ibrahimi, hermano de Kambajsh, también periodista, el veredicto del tribunal de Balkh es "muy injusto". Pidió también ayuda a la comunidad internacional y aseguró que el juicio a su hermano se hizo a puerta cerrada y sin abogado defensor.

Dos periodistas que habían sido también condenados a muerte por haber insultado al islam consiguieron escapar de prisión hace varios años y pidieron asilo en Occidente.

Por su parte, la organización no gubernamental Reporteros sin Fronteras (RSF) pidió ayer al presidente de Afganistán, Hamid Karzai, que "intervenga inmediatamente antes de que se haga algo irreparable", según un comunicado en el que también asegura: "Nos sentimos muy afectados por esa decisión [la condena], tomada precipitadamente y sin ninguna preocupación por la libertad de expresión, protegida por la Constitución. Sayed Perwiz Kambajsh no ha cometido ningún crimen", asegura RSF.

1 comentario:

soitu.es dijo...

"No te imaginas lo difícil que es ser periodista en Afganistán"
El estudiante de periodismo Sayd Parvez está condenado a muerte por un artículo
Su familia confía en que la presión internacional haga retractarse a las autoridades
Archivado en:afganistán, periodismo, internacional, pena muerte
Por BEATRIZ GARCÍA (SOITU.ES) Actualizado 31-01-2008 18:03 CET
"No te imaginas lo difícil que es ser periodista en Afganistán. Mi hermano se encuentra bien de salud pero muy preocupado por lo que pueda pasarle". Éstas son palabras de Sayed Yaqub Ibrahim, hermano del Sayd Parvez Kambakshs, el estudiante de periodismo condenado a muerte por escribir un artículo en internet que cuestionaba la relación del islam con la mujer.

(REUTERS)Sayd Parvez está condenado a muerte por un artículo.
Parvez fue juzgado sin presencia de un abogado y a puerta cerrada en la provincia de Balkh. El juez le condenó con la pena máxima al considerar que su escrito es 'blasfemo' e 'insolente' y también por poseer literatura y propiciar debates antiislámicos con sus compañeros de clase.

En declaraciones a Soitu.es, Sayed Yaqub Ibrahimi, que también es periodista, ha denunciado las condiciones en las que se trabaja en los medios afganos. " O te pasa lo que le ha ocurrido a mi hermano o apareces muerto por 'accidente'. Éstas son el tipo de cosas que ocurren aquí."

La familia del joven ha apelado la decisión y está a la espera de que las autoridades se retracten y dejen a Sayd en libertad. "Tenemos la esperanza de que finalmente no le maten. Todas las organizaciones de prensa nos están apoyando. Además, de producirse la ejecución sería dentro de nueve meses y creo que es tiempo suficiente para actuar ", explicó Ibrahimi, quien definió a su hermano como un simple estudiante que colabora con el periódico 'Janan-e-Naw' (Nuevo Mundo). "Ni siquiera está relacionado con algún partido político", puntualizó.

Pero la situación de Sayd Parvez, de 23 años, se ha complicado todavía más desde que el Senado afgano firmó una declaración en la que apoyaba la condena. Los senadores discutieron el tema y apoyaron la pena de muerte con una declaración firmada por el propio presidente de la Cámara Alta, Sibghatulá Mojadedi. Según explica Ibrahimi, la detención de su hermano está relacionada en realidad con algunos artículos críticos que él ha escrito sobre las autoridades provinciales desde el Institute of War and Peace Reporting donde trabaja.

Ola de solidaridad
A pesar de que el juez que condenó al joven estudiante amenazó a los periodistas que le apoyaban con encarcelarlos, su historia ha despertado una gran ola de solidaridad y todas las asociaciones de prensa del mundo se han movilizado para tratar de parar su ejecución. Desde Reporteros sin Fronteras han asegurado que están presionando en la Unión Europea y el Tribunal de los Derechos Humanos para que "actúen inmediatamente".

"La directora de la Federación Internacional de Periodistas en Asia, Jacqueline Park, ha criticado duramente la decisión asegurando que "los tribunales de Afganistán están obligados por la Constitución a proteger la libertad de pensamiento y expresión".

El embajador y eurodiputado socialista Emilio Menéndez del Valle también ha pedido en una interpelación al Consejo de la UE que "redoble sus esfuerzos para convencer a las autoridades afganas de que transformen un sistema judicial que consiente barbaridades como la cometida con este periodista".

Por otro lado, el Partido de la Solidaridad afgano se ha manifestado en la puerta de la sede de Naciones Unidas en Kabul para pedir su liberación y reivindicar la libertad